siguenos
J.J. Abrams: Una Nueva Esperanza.

por Alf Noriega

Star Wars Episodio 7 tiene un director. Es justamente el que todos (o la mayoría) deseábamos que fuera. También es el mismo director que ha hecho dos de las mejores películas espaciales de los últimos tiempos: El reboot de Star Trek (aún no se sabe cuán buena será Star Trek: En la Oscuridad pero por lo que se ha mostrado asumo que será tan épica como la primera entrega). Dos grandes imperios liderados por un mismo líder: J. J. Abrams.

Cuando a finales del año pasado se anunció la noticia de que Disney se encargaría de hacer nuevas películas de Star Wars, siguiendo con la secuencia de los episodios 7, 8 y 9 y con George Lucas fuera totalmente del proyecto (colaborando únicamente como asesor) el primer nombre que se nos vino a la mente fue el de J.J. Abrams, seguido de Brad Bird y Matthew Vaughn, quedando éstos últimos dos sólo como una opción real ya que Abrams es el actual director de la franquicia "enemiga", es decir: Star Trek. Instantáneamente los directores que figuraban como candidatos comenzaron a rechazar el proyecto. Steven Spielberg, Guillermo del Toro, Zack Snyder y Jon Favreau no les parecía buena la idea de dirigir la nueva película de la franquicia mas simbólica de la historia del cine. Star Wars es una franquicia que ha inspirado a cientos de artistas de hoy en día. No hay cineasta que no haya sido influenciado por la obra de Lucas de 1977. Entre los otros nombres que empezaron a surgir se encontraba el de Ben Affleck, quien fue considerado por el público debido al éxito de Argo, su más reciente largometraje como director, junto con otros nombres mas densos como David Fincher. El propio Abrams rechazó la idea de dirigir el regreso de Star Wars al declarar para la revista Empire: "Decliné inmediatamente cualquier cosa que me involucrara. Como fanático de Star Wars prefiero estar entre el público en un cine sin saber lo que va a pasar, antes que hacerme cargo de la compleja tarea de dirigirla". La crisis de directores había comenzado con una lista tan grande de rechazos como de oportunidades. Sin nada por confirmar por parte de la casa Disney mas que a Michael Arndt como guionista de Episodio 7 y una película de Jedis estilo samurái liderada por Zack Snyder, las opciones se iban reduciendo más y más. Meses de incógnita siguieron para los fans hasta que finalmente la noticia se dio: Abrams se encargaría del proyecto, con influencia de Spielberg de por medio.

Cuando la noticia llegó a mí, debo ser honesto, fue como una bomba que no titubeó hasta arremeter con todos mis sentidos. No entraré en detalles ya que la razón de mi texto es: ¿Que significa ÉSTO para la película?

Jeffrey Jacob Adams es un geek 100% puro. La imaginación que tiene y la creatividad para plasmarla es genuina, única en su estilo. Cuando comenzó el proyecto de recrear Star Trek, él mismo dijo a Paramount que era un gran fan de Star Wars y que, a pesar de no ser un gran conocedor de Star Trek, haría su mejor esfuerzo para no defraudar a los fans y al público en general. Ciertamente, en mi opinión, no lo hizo.


En cuanto a los efectos visuales podemos estar tranquilos. J.J Abrams es muy detallista con los efectos visuales y mucho mejor que George Lucas en ello; le gusta hacerlo "él mismo" ya que es parte de la "Generación Star Wars" por lo que emplea un maravilloso equilibrio entre lo "real" y lo que puede hacerse con una computadora y el presupuesto de Disney. Las nuevas criaturas que podría mostrarnos en los nuevos mundos dentro de la galaxia de Star Wars pueden ser tan descabelladas como legendarias. Desde criaturas humanoides hasta grandes colosos de mundos inexplicables.

Y en cuanto a la estética de la película no puedo asumir nada. El estilo de Abrams es bien conocido por su uso de lens flare y las tomas desde perspectivas en primera persona, pero al ser un proyecto que debe tratarse meticulosamente, éste debe ser totalmente diferente a sus películas anteriores (específicamente a Star Trek). Lo peor que podría pasar es que veamos una copia de la otra. Remplazar phasers con blasters es un riesgo muy peligroso.

Si se quiere comparar a Star Trek con Star Wars toparemos con pared. No hay manera de decidir cual es mejor o peor, eso se define a criterio personal. En lo que a mi respecta considero que el universo que vemos a través de los ojos de Kirk y Spock es más humano, científico y progresivo; la razón triunfa sobre la emoción. Star Trek, con todo y sus maravillosas historias, sus personajes legendarios y el toque fantasioso que Abrams le dio a las nuevas entregas, es la historia del futuro de la humanidad y de cómo ésta se desarrolla con otras culturas galácticas. Star Wars es una historia épica de fantasía en la cual se desarrollan miles de mundos y oportunidades, miles de criaturas y seres, La Fuerza y El Lado Oscuro. Star Wars no es nuestro futuro, no es el futuro en si.

El guión. A pesar de que el guión está en manos de Michael Arndt y no en las de J.J. podemos especular muchas variantes que la historia podría tener. Desde los huecos con la historia como nos acostumbró con Lost hasta la mystery box en diferentes puntos de la película, la influencia de Abrams puede ser muy variable. No sé que tan certeros serían estos recursos si tomamos en cuenta que nos quedaron muchas incógnitas con las películas anteriores. Los personajes son otra incógnita ya que el guión no está terminado pero es seguro que nos encantaría ver de vuelta a Luke Skywalker, Han Solo y Leia Skywalker. Los personajes que dieron vida a la saga no deben pasar desapercibidos para esta nueva trilogía que se situará después de la suya. El elenco (el cual también es característico del director) seguirá siendo un misterio ya que aún no hay suficientes elementos para tener una idea clara. Sólo el cameo de Simon Pegg es seguro que ocurrirá en la película.

La música en las películas de Star Wars es prácticamente como un personaje principal en la historia. J.J ha trabajado durante un largo tiempo con Michael Giacchino, quién también tiene una relación estrecha con Disney ya que compuso la nueva banda sonora de la atracción de Star Wars en Disneyworld: “Star Tours”. Por más disparatada que suene la idea, el elegir a Giacchino sobre el octogenario John Williams podría ser parte del proceso para reinventar la franquicia de Star Wars.

Star Wars es una serie de 6 películas llena de arquetipos, los cuales J.J Abrams puede y debe cambiar para darle un giro a la estética de la nueva franquicia y, sin dejar a un lado lo épico de las entregas anteriores, crear un nuevo concepto de Star Wars para las generaciones que vivirán la cumbre de su reinicio (sin hacer que a nueva entrega no se sienta parte del mismo universo). Las escenas clásicas de la trilogía original (como las naves volando a velocidad luz, los duelos de sables y el uso de la fuerza) y lo rescatable de la nueva trilogía (la escena inicial de la batalla espacial en La Venganza del Sith y el duelo entre Kenobi & Qui Gon vs. Darth Maul tienen mas "cine" que cualquier otro momento de la nueva trilogía) deben mantener equilibrio con lo nuevo que J.J nos ofrezca.

Los fans. Por años los seguidores de Star Trek y Star Wars han peleado una batalla inexistente por el trono de la mejor franquicia galáctica en la historia. El hecho de que J.J Abrams dirija Star Trek y Star Wars es la unificación de todos los fans por primera vez en toda la galaxia de la cultura popular. El Enterprise y el Halcón Milenario en una misma ruta. "El Equilibrio de La Fuerza". Es de esperarse que los puristas teman por el bien de ambas trilogías, pero si los fans de Star Wars aceptamos los experimentos fílmicos que George Lucas nos dio en 99-2002-2005, creo que podemos esperar lo mejor por parte de J.J Abrams. A quien debemos temer mas es a los críticos de cine: Lo peor -insisto- que podría pasar es que se sienten a verla y la juzguen como "otra película de Star Trek con nombres de Star Wars". Quizá es un temor estúpido y geek pero eso implicaría que el reinicio de Star Wars comience con un pie izquierdo y con menos posibilidades para continuar en un buen sendero creativo en el que J.J podría llevarnos. La reputación de la franquicia galáctica y de la casa Disney penderían de un hilo.

Disney hizo la jugada que todos temíamos que hiciera. Paramount debe estar apretando fuerte los dientes y evitando un infarto, lo cual no sería catastrófico. Las especulaciones pueden seguir brotando al gusto. Lo único seguro es que Star Wars regresa seguramente con miles de productos Disney, series animadas excesivas pero con el buen J.J Abrams a la cabeza del proyecto principal: Star Wars Episodio VII. Esperemos que regrese con dignidad, tal como empezó en 1977 en una galaxia muy, muy lejana...

Alonso Noriega


(Coyoacán, México D.F.) Humano. Viviendo en una galaxia muy, muy lejana desde 1992.....ver perfil
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*