siguenos
Personal e íntimo: El Sueño de Lú

por Julio César Durán


Por fin El Sueño de Lú (2012), segundo largometraje de Hari Sama, encuentra un espacio –aunque pequeño, sin duda es significativo– dentro de las salas comerciales tras haber participado en una buena cantidad de festivales y muestras cinematográficas como el Festival Internacional de Cine de Morelia, el FICUNAM, el Festival de la Riviera Maya, el Festival de Filmes del Mundo de Montreal, y por supuesto el Festival Internacional de Cine de Shanghai donde la mexicana Úrsula Pruneda se alzó con el premio a la mejor actriz, por encima de célebres intérpretes de talla internacional como Charlotte Rampling y Maribel Verdú.

El Sueño de Lú es una película de factura simple y de argumento sobrio que encuentra como base un trabajo bastante fuerte tanto por el lado autoral (estilo, técnica) como el de todo el equipo de actores que vemos en pantalla. La historia nos lleva de la mano de Lucía, quien tras haber perdido a su hijo, intenta suicidarse. Después de aquel difícil momento, “Lú” encontrará de manera paulatina una energía para seguir adelante, a través de los lazos afectivos que reencontrará en su camino.

Este filme de Hari Sama, quien debutó en celuloide con la famosa Sin ton ni Sonia (2003), se adentra en un tipo de cine que es más expresivo y reflexivo (sin ser lento o regodearse en la contemplación), que conceptual, e intenta con la minimalista odisea de la protagonista ser un generador de emociones y sentimientos.


Con la producción de un crew pequeño, manera de hacer cine que le da un carácter íntimo a la película, el realizador elabora una obra narrativa sencilla y bastante emocional que de repente, en medio de la ficción, juega con la forma documental a la hora de enfrentar a Lú (encarnada en Úrsula Pruneda) con un grupo de ayuda de mujeres que han perdido hijos o incluso en su viaje final donde ella interpretará algunas piezas de guitarra ante una comunidad del norte de México.

De corte básico, la estructura de El Sueño de Lú es una pieza en tres tiempos, en los cuales vamos a ser partícipes del desarrollo de una catarsis tanto de la protagonista como del realizador, que lejos de querer ser una muestra artística de autoayuda, termina siendo una obra bastante libre sin otra pretensión más que la de encontrar puntos de conexión entre la audiencia y el filme mismo, donde puedan transmitirse esas emociones y esa energía que la historia despliega. Comenzaremos mirando en pleno la depresión de Lucía con demasiadas sombras, lugares cerrados y literalmente oscuros, para poco a poco, ir liberándonos y abriendo más los encuadres con lugares amplios y muchísimo más luminosos.

El segundo largometraje de Hari Sama, que con todo y su sencillez utiliza varios formatos de filmación, se vuelve importante como parte del escenario actual del séptimo arte en México, que ante la opinión general oscila entre las piezas comerciales de evasión y las de violencia (explícita o no). El Sueño de Lú da cuenta de que el cine independiente es el refugio de un arte mucho más duro sí, pero más atrevido y con menos miedo de voltear la mirada a lugares poco comunes.

Si desea, querido cinéfilo, más información de esta película, visite su página web, su página de facebook y/o siga su cuenta de twitter.

21.09.12

Julio César Durán


@Jools_Duran
Filósofo, esteta, investigador e intento de cineasta. Después de estudiar filosofía y cine, y vagar de manera "ilegal" por el mundo, decide regresar a México-Tenochtitlan (su ciudad natal), para ofrecer sus servicios en las....ver perfil
Comentarios:
01.10.12
Patricia Morán dice:
Hola, solamente saludarlos y felicitarlos por este tipo de esfuerzos que nos enriquece
08.11.12
Mr. FILME dice:
Gracias por leernos Patricia y de verdad que vale mucho la pena ver El Sueño de Lú.
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*