siguenos
No limits

por Julio César Durán

 

Tim Hahne asegura que en “la vida real” hay muchas personas haciendo cosas interesantes, que quizá no necesitemos la parafernalia de una historia narrada a través de una producción fílmica gigantesca, ni miles de efectos especiales para transmitir una hazaña… Lo único que necesitamos, dice el cineasta alemán, es simplemente registrar un acontecimiento.

Los sucesos que Hahne registra en su tercer largometraje documental no son sencillos pero tampoco necesitan de la grandilocuencia de una película de ficción, unicamente necesitan que un cinéfilo los mire y se encuentre con personas reales enfrentadas a situaciones increíbles... No limits (2015) nos revela esto y más, haciendo honor a su frase promocional: “imposible es sólo una palabra”.

Tim Hahne ha realizado hasta ahora tres largometrajes sobre el mundo del automovilismo y el cortometraje The Jockey, un retrato sobre otro tipo de mecanismo, en este caso natural (un caballo y su jinete), en pos de la velocidad y la pasión. Serán precisamente estos elementos a los que les ponga toda su atención con No limits, donde acompaña al veterano Alessandro Zanardi en una odisea que se antoja impensable.

Sin ser un retrato fiel a la figura de Zanardi, el cineasta se vuelve íntimo en el mundo de las carreras de auto profesionales, desde el cual aprovecha para poner al personaje bajo el reflector y volver relevantes sus intenciones, sus sueños y su espíritu. Alex Zanardi, tras tener una carrera importante como corredor de autos, pierde las piernas en un terrible accidente, pero vuelve a su profesión para integrarse al equipo de carreras de BMW. Una vez ahí hará mancuerna con Timo Glock y Bruno Spengler para participar en la Spa-Francorchamps, célebre carrera profesional que se disputa en 24 horas continuas.

Algo queda claro al ver este vertiginoso documental, no se trata de la campaña culminante de Alex Zanardi, se trata en realidad de una aventura más para este personaje ávido de experiencias, y justo ahí se encuentra la valía de la obra cinematográfica. Zanardi está enamorado de la vida y de la velocidad (pues vemos que también participa en carreras paralímpicas), él no se detendrá con esta carrera sino que pretende continuar de manera regular con su profesión y con nuevos deportes que le ofrecen, también, nuevos horizontes que alcanzar.

Más allá de lo cursi que pudiera resultar un discurso en pro de alcanzar los sueños y la felicidad a como diera lugar, No limits se entiende como un docudrama en el cual encontramos valores importantes y colectivos, en un deporte que se generalmente considera como una tarea individual.

La resistencia, el trabajo en equipo, el respeto y la fuerza de voluntad, todo visto a través de los ojos de Tim Hahne y Julius Jacoby (director y cinefotógrafo respectivamente) quedan registrados para siempre al lado del atractivo asfalto, de la maquinaria de los automóviles que vuelven a este filme, un imperdible del cine deportivo.

09.08.17

Julio César Durán


@Jools_Duran
Filósofo, esteta, investigador e intento de cineasta. Después de estudiar filosofía y cine, y vagar de manera "ilegal" por el mundo, decide regresar a México-Tenochtitlan (su ciudad natal), para ofrecer sus servicios en las....ver perfil
Notas Relacionadas
Comentarios:
comentarios.
Comentar:
Nombre*

Email

Website

*